Nuevamente Anderson Silva entrará a una pelea como reemplazo de último momento, esto cuando se enfrente mañana a Daniel Cormier.

Recapitulemos un poco cómo ha sido este ultimo año para Anderson Silva.

Apenas hace dos meses el Brasileño se sometió a una cirugía de emergencia – una que llegó sólo un par de meses después de su guerra de cinco rounds contra el actual campeón de la división media Michael Bisping.

¿Ahora? Silva esta programado para enfrentarse a un hombre que no hace mucho era el contendiente número uno de la división de los pesos completos, pero ahora posee el título de las 205 libras… Daniel Cormier. ¿El tiempo de preparación?

2 días.

Anderson entrará como un reemplazo de ultra corto aviso para ocupar el lugar de Jon Jones contra un muy peligroso y preparado Cormier. Al hacer esto, Silva indudablemente está dejando su salud y seguridad de lado, demostrando un hambre que solo vemos en los jóvenes peleadores.

Aunque estamos preocupados por Silva, tenemos que admitir que admiramos sus agallas.

Por muchos años Silva fue intocable, hasta la fecha el campeón más dominante en la historia. En pocas palabras su legado esta seguro, pero esta decisión demuestra que él realmente ama pelear… contra quien sea, cuando sea y en cualquier división.

Si mezclamos esto con sus letales habilidades y sus impresionantes logros, podemos apreciar realmente la verdadera grandeza de este peleador. Gane o pierda, los fanáticos disfrutaremos de la grandeza de este peleador en el histórico evento UFC 200.

¿Creen que logre darnos la sorpresa?

52 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario