Camino a su revancha contra Daniel Cormier, Jon Jones asegura haber dejado su estricto régimen de levantamiento de pesas.

Camino a su pelea contra Ovince St-Preux, Jon Jones llamó mucho la atención por su enorme físico – esto después de haberle dedicado meses a un intenso entrenamiento de levantamiento de pesas. Para muchos, este nuevo físico convertiría a Jones en un monstruo… ya que lo único que le falta a su completo juego es el “poder“.

Sin embargo su presentación durante el combate dejó mucho que desear, por lo que recibió criticas, entre ellas una de su propio entrenador Greg Jackson.

Es por esto que Jones ha dejado las pesas camino a su esperada revancha contra el actual campeón Daniel Cormier. Esto es lo que comentó durante el reciente llamado de prensa:

Jon Jones: “En mi última pelea sentí que estaba en muy buena forma, como que mis pulmones estaban muy fuertes. Simplemente siento que la condición de mis músculos no estaba en el lugar correcto, algo que jugó un factor importante en mi decisión por pelear de manera conservadora. En mi momento más pesado llegue hasta las 238 libras. Me sentí genial, me sentía muy fuerte. Sentía que podría competir en la división de los pesos completos.”

“Ahora he estado trabajando en quemar el músculo al saturarlo con entrenamientos de resistencia. Es por esto que en los pesajes y durante la pelea, podrán ver un físico más cercano al que están acostumbrados, con mucho menos músculo. Esa será una de las razones principales por las que venceré a Cormier, lo venceré en una pelea de perros. Estoy preparado para hacer eso.”

El evento UFC 200 se llevará acabo este próximo 9 de Julio en Las Vegas, Nevada.

19 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario