En la opinión de Conor McGregor, su derrota ante Nate Diaz probó ser una bendición disfrazada. Aquí les tenemos la razón.

En marzo de este año Conor McGregor sufrió su primer derrota dentro del octágono a manos de Nate Diaz, algo que le dio una muy necesitada cucharada de humildad al Irlandés.

Tras la derrota McGregor reconoció que Nate fue mejor, sin embargo mientras más nos acercamos a la revancha las palabras de Conor han ido cambiando. Durante una de sus más reciente entrevistas, Conor aseguró que la sorpresiva derrota fue una bendición para su carrera.

Esto es lo que comentó para el The Herd:

Conor McGregor: “El juego de las peleas es uno muy loco. Muchos altibajos. Las victorias y derrotas suceden en el juego de las verdaderas peleas, vienen con el territorio. Está es una de las razones por las que está compañía fue vendida a $4 billones de dólares, porque es el deporte más emocionante ahí afuera. Un minuto un peleador está dominando y al próximo minuto no. Es un juego muy loco.”

“Si me hubiera enfrentado a dos Anjos esa noche, sería un dos veces campeón del mundo – no tengo duda de ello. Los golpes con los que conecté sobre Diaz hubieran encogido a Dos Anjos sin problemas. Pero estoy muy feliz por la forma en la que sucedió, me forzó a analizar lo que estaba sucediendo. La falta de estructura en mi preparación y mi enfoque. Me forzó a dar un par de pasos para atrás para corregir lo que se me había salido de las manos. Estoy muy feliz con todo. Las cosas suceden por una razón. Pero no se equivoquen, mi vida no ha cambiado. Mi vida sigue siendo muy buena. Sigo viviendo muy pero muy bien. Estoy feliz por lo que sucedió, es lo que es.”

Conor buscará demostrar que aprendió la lección cuando intente conseguir su venganza el día de mañana en el evento UFC 202 de Las Vegas. ¿Lo conseguirá? 

44 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario