Aunque estuvo inicialmente programado para enfrentarse a Thiago Alves en Nueva York, Al Iaquinta decidió no firmar el contrato.

¿Recuerdan la emocionante pelea entre Al Iaquinta y Thiago Alves en la división ligera? Pues nos lamenta informarles que esa pelea se ha cancelado, esto después de una disputa con los contratos y las negociaciones.

Inicialmente Iaquinta había aceptado verbalmente el combate, pero tras examinar más de cerca su contrato para la pelea decidió que el dinero no era el correcto – especialmente después de haber pasado los últimos 17 meses fuera de acción.

Esto es lo que comentó Iaquinta sobre la cancelación de su combate, esto en entrevista para Damon Martin:

Al Iaquinta: “Recibí el contrato y lo estuve viendo por un par de días y me quede pensando, ‘No puedo firmarlo‘ Simplemente no pude. Sentí que no era correcto. Hable con mi manager y le dije, ‘Escucha, en verdad quiero pelear en Nueva York pero no puedo recibir este corte en mi sueldo‘. Ya no estoy recibiendo el dinero de todos mis patrocinadores. Le dije a mi manager que quería más dinero, quiero una conversación con la UFC para ver si podemos hacer alguna negociación ya que cuando firme mi contrato no había nada con Reebok.”

Por lastima, las cosas son todavía aún peor para Iaquinta. Algo que no muchos saben es que Al se encuentra actualmente castigado por la compañía, ya que no tendrá el derecho de recibir ningún bono a la presentación de la noche en sus próximas tres peleas.

Aparentemente Iaquinta sufrió un trio de infracciones que llevaron a la compañía a imponerle el castigo, con la última infracción siendo su falta a la junta anual de peleadores en Las Vegas.

Con esto en mente, Iaquinta se encuentra en una muy dura situación en la que ningún peleador desea encontrarse.

“No me queda nada más, pelearé gratis. Dios me libre de no volverme a lesionar ya que no tengo nada, me gaste todo mi dinero en mi última lesión, tratando de mantener mi cabeza por fuera del agua. Si algo llega a suceder, no me quedará nada. Me da mucho miedo, inclusive si gano no podré volver a pelear en un par de meses.”

“Antes de todas estás lesiones sin problemas hubiera peleado por $10mil dólares, pero empiezas a ver las cosas bajo otro lente. De verdad pensé que mi carrera había terminado. Espero que la gente pueda aprender de esto, es algo que le puede suceder a cualquiera.”

Considerando que rechazó su pelea contra Alves, se desconoce cuando volverá a competir Iaquinta. Mientras tanto el evento UFC 205 se llevará acabo este próximo 12 de Noviembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

Foto: Cortesía de Josh Hedges/Zuffa LLC vía Getty Images

8 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario