Cormier rompió el silencio tras su polémico pesaje de este sábado, uno en donde muchos acusan a la comisión de haberlo ayudado.

Con tan solo ver la cara de Daniel Cormier previo a su subida a la báscula, todos sabíamos que había algo extraño. En su primer intento por dar el peso el campeón dio la cifra de 206.2 libras – un peso que hubiera permitido que su pelea fuera de campeonato.

Después de salir del cuarto Cormier regresó en un par de minutos, esta vez para dar el límite oficial de las 205 libras. ¿Cómo le hizo para cortar 1.2 libras en tan solo dos minutos?

Muchos escépticos aseguran que la Comisión Atlética de Nueva York manipuló la báscula, algo que hace unos momentos fue negado por Cormier.

Daniel Cormier: “Fue un día de locos porque me pesé arriba y me dije, ‘Hombre, estoy bien, puedo bajar y hacer esto‘. Nos tomó más tiempo de lo normal pero sabíamos que lo habíamos logrado. Bajamos las escaleras para llegar a la báscula y mi peso era diferente. Así que volví arriba y me informaron la regla del estado de Nueva York en donde se permite volver a pesarte, de hecho te dan dos horas para lograrlo. Así que a partir de ahí me sentí muy confiado.”

“Realmente no me enfocó en las criticas. ¿Qué iba a suceder? De todas maneras tenía la oportunidad de dar el peso en dos horas. Tenía una sola libra por cortar, así que de todas formas hubiera logrado dar el peso.”

Al parecer a esta edad los cortes no son igual de fáciles para el campeón:

“Creo que los últimos cortes de peso han sido muy duros. Estoy envejeciendo. Tengo 38 años de edad, peleando en una división en donde no comencé mi carrera. Creo que tal vez es culpa de FOX, sus mesas son muy cómodas.”

Con la pelea siendo oficial, Cormier y Johnson tendrán su muy esperada revancha el día de mañana en el evento principal del UFC 210.

24 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario