A pesar de ser uno de los más grandes talentos de la división welter, Mike Pierce también resulta ser uno de los peleadores menos apreciados de la compañía. ¿Terminará esto el día de hoy?

Debido al enorme número de peleadores dentro de la nómina del UFC, es fácil perderte entre la multitud. En la compañía hay 9 divisiones. Hay hombres y mujeres. Hay leyendas, campeones, contendientes, prospectos y debutantes. Todos prácticamente están en una lucha interminable por destacar. Por el bien de una carrera fructífera en el deporte, es indispensable poderte distinguir del resto… pero muchas veces el ganar no es suficiente.

El día de hoy tomaremos el ejemplo de Mike Pierce, quien silenciosamente ha causado un fuerte impacto la división welter logrando un récord dentro del octágono de 9-3. En lo que respecta a popularidad, Pierce es un desconocido. Cuando él dice algo, nunca aparece en los encabezados y cuando él pelea, es en las preliminares.

Pierce – quien volverá a la acción el día de hoy en el evento UFC Fight Night 29 – tuvo sus oportunidades para destacar, pero las dejo ir de sus manos. Cada vez que se enfrentó a una súper estrella de la compañía él termino perdiendo cerradas decisiones. ¿Contra quien? Nada más y nada menos que contra oponentes que hayan sido o serán contendientes al cinturón.

En sus 2 últimas derrotas (Josh Koscheck y Johny Hendricks) Pierce perdió cerradas decisiones divididas y podemos encontrar múltiples argumentos de fanáticos que consideran que Pierce gano. En mi opinión sin duda el combate contra Koscheck debió haber sido para él, esto después de conectar más golpes en el primer y segundo round. Contra Hendricks él conecto más golpes en el segundo y tercer round.

Mientras que los jueces vieron los combates de manera distinta, Pierce rebotó de las derrotas al hacer lo que mejor sabe hacer: Ganar combates. Por lastima su estilo no es particularmente agradable, pero cuando te enfrentas a grandes nombres como Hendricks y Koscheck en combates muy parejos, nadie puede cuestionar tus habilidades.

El día de hoy él volverá a la acción para enfrentarse a Rousimar Palhares. Después de una racha de 4 victorias consecutivas en las preliminares ante nombres como Carlos Eduardo Rocha, Aaron Simpson, Seth Baczynski y David Mitchell, él finalmente aparecerá en la cartelera principal contra un oponente conocido.

Con 33 años de edad Pierce no es viejo, pero tampoco es joven. A pesar de la falta de atención de los medios, él tiene una respetable colección de 3 nocauts en sus últimas 6 victorias y un estilo que podría causarle problemas a cualquiera. No cualquier peleador puede llevar al limite por accidente a Koscheck y Hendricks. Aun así la cima de la división esta en constante movimiento y  no siempre lo estará esperando. Rory MacDonald está ahí arriba, Carlos Condit también, Mike Brown esta cerca de probar el cinturón. Un rejuvenecido Robbie Lawler ha aparecido a escena y no nos olvidemos también de Demian Maia.

Todos estos peleadores mencionados anteriormente son los peleadores que tienen la atención de los medios y los fanáticos, ellos atraen al público, pero por su parte Pierce parece estar en neutral, atrapado en algún lugar de los rankings. En algún punto él tendrá que enfrentarse a alguien con significado en la división… por lastima Palhares no es esa persona, pero dado su nombre y su fama, esta pelea es un paso en la dirección correcta para Pierce.

¿Estamos viendo a la próxima estrella de la división? ¿O Pierce será otros de esos nombres que serán olvidados? El día de hoy nos dará una pequeña pista.

Foto: Fotografía cortesía de Bruce Kluckhohn/USPresswire

13 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario