Mark Hunt y Antonio Silva llegaron a un empate en una de las guerras más brutales en la historia de la división de los pesos completos. ¡Impresionante!

Cuando la pelea entre Mark Hunt y Antonio Silva fue inicialmente anunciada como el evento estelar del UFC Fight Night 33, todo mundo estuvo más que feliz con la pelea. Obviamente todos pensamos que sería una divertida pelea. También pensamos que sería un brutal combate… hasta que finalmente terminará en un nocaut. Aun así nadie se imagino que esta pelea sería una legendaria guerra de 25 minutos.

En un 2013 que ya nos hizo presenciar enormes peleas candidatas a la pelea del año, Hunt y Bigfoot nos mostraron una enorme demostración de corazón y agallas este Viernes en Brisbane, Australia. La pelea de hecho fue tan cerrada, que los jueces la calificaron como un empate. 2 de los jueces la calificaron como un 47-47 con el otro calificando la pelea como un 48-47 para Hunt.

Los primeros 2 rounds fueron un proceso de calentamiento. Silva lució como si no quisiera formar parte de ningún salvaje intercambio, especialmente por las pesadas manos de Hunt. El Brasileño se mantuvo lejos del rango de Hunt y se cubrió cada que el Súper Samoan se acercaba como toro. Silva mezclo sus golpes, patadas al cuerpo y conectó brutales patadas a las piernas.

Las cosas subieron de nivel en el tercer round. Contra todas las expectativas, Hunt logró anotar un derribe. Silva rápidamente se puso de pie pero fue entonces cuando Hunt conectó una poderosa derecha que mandó a Silva a la lona y de espaldas. Él siguió la acción con brutales codazos contra el Brasileño que se encontraban en el suelo.

Por más emocionante que haya sido el tercer round, esto fue solo un aperitivo para lo que quedará en la historia como uno de los rounds más impresionantes que se hayan visto en la división de los pesos completos. En el cuarto round Silva aceleró su paso solo para ser golpeado por Hunt y posteriormente derribado (después de 3 intentos). Cuando Silva volvió a sus pies, Hunt lo persiguió con codazos de pie. Aun así de extraña manera Silva logró atrapar un respiro para conectar un enorme rodillazo desde el clinch. Silva continuo esto intentando finalizar a Hunt, aun así esto fue una tarea muy difícil considerando el enorme corazón (y barbilla) del Samoan.

El par se abrazó antes del inició del quinto round para luego volver a comenzar la brutal guerra. Hunt continuo destruyendo a Silva en sus pies hasta abrir una enorme cortada. Con Silva apenas pudiendo mantenerse de pie, el referí Steve Perceval le hizó un favor al Brasileño al parar el combate para revisar la cortada. Esto le permitió a Silva volver en sí para luego continuar con la brutal guerra… donde ambos intercambiaron golpes hasta la última campanada.

Obviamente está legendaria guerra fue nombrada la pelea de la noche. ¿Para mi? Una de las mejores peleas que he visto en la división.

73 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario