Sabemos que no necesitas razones para ver un evento, pero en caso de que estés considerando no hacerlo... aquí te tenemos 3 razones para que no te lo pierdas del esperado evento de este sábado.

Después de una semana de descanso, la UFC continua su ambiciosa agenda de este 2014 con un enorme evento en el día de las madres. El UFC Fight Night 40 será encabezado por una guerra welter de 5 rounds entre los contendientes Matt Brown y Erick Silva.

¿Porque sintonizar este evento? A continuación te presentamos 3 razones:

Una nueva oportunidad para Erick Silva. Después de entrar a la UFC con una racha de 10 victorias consecutivas, Erick Silva ha alternado victorias y derrotas a lo largo de sus 5 apariciones dentro del octágono. En pocas palabras, él no ha respaldado el hype.

Aún así Erick es consistente en algo… después de cada derrota él vuelve más fuerte que nunca para dar una dominante presentación – una que generalmente le otorga algún bono de la noche. Esto nos lleva a preguntarnos, ¿Qué Silva veremos el sábado?

Brown no ha peleado desde hace 9 meses, viene de una lesión en su espalda y posee un estilo de pelea que Erick disfrutará mucho. Esta es una enorme oportunidad para el Brasileño y si realmente desea dar el próximo gran paso, no hay mejor oportunidad que esta.

Matt Brown y su búsqueda del título. Es extraño ver al peleador con la racha más grande de victorias en toda la división intentando probar que es un legitimo contendiente. Por lastima este es el caos de Matt Brown camino a su combate contra Erick Silva.

A pesar de encontrarse en una racha de 6 victorias consecutivas (con 5 de estas siendo violentas finalizaciones), Brown no esta peleando con la cima de la división. Esto principalmente se debe a su largo tiempo inactivo. Hace 9 meses Brown estuvo programado para enfrentarse a Carlos Condit en una muy importante pelea para la división. Ahora él esta listo para volver a la acción, pero debido a que la mayoría de la división esta ocupada… él tuvo que aceptar una pelea contra Silva (#14 en los rankings).

Brown necesita una enorme victoria para seguir dando saltos en los rankings y si su consistencia nos puede decir algo… él buscará a toda costa el nocaut.

Erik Koch y su aventura en la división ligera. Es común que cuando los peleadores pierden de manera consecutiva, ellos busquen un cambió de división… para abajo. En el caso de Erik Koch, él subió de división después de haber sido derrotado por Ricardo Lamas y Dustin Poirier.

Aun así en su debut dentro de la división, este joven talento de 25 años entrego una increíble finalización en el primer round sobre Rafaello Oliveira. Ahora Koch recibirá un oponente más difícil cuando se enfrente a Daron Cruickshank. Esta será la pelea perfecta para determinar como lucirá el futuro de Koch dentro de la división.

¿Qué es lo que más esperan del evento?

22 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario