Matt Brown consiguió una muy emotiva - y dominante - victoria frente a su ciudad natal al destruir por completo a Erick Silva finalizando al brasileño en el tercer round.

Que presentación. Matt Brown no demostró señales de oxido en su esperado combate contra Erick Silva en el evento estelar del UFC Fight Night 40. Después de casi ser sometido en el primer round, Brown logró darle la vuelta al combate por completo para eventualmente finalizar al Brasileño en el tercer round; esto después de una brutal paliza.

Como es costumbre, ambos peleadores salieron directo a intercambiar golpes, pero Silva anotó primero al conectar una enorme patada al estomago de Brown. Pero el local se rehuso a rendirse y a lo largo de 3 minutos mantuvo a Silva en su espalda, evitando el mata león. Una vez de regreso en sus pies, Matt comenzó a castigar a Erick con brutales golpes y rodillazos pero por lastima no logró conseguir la finalización.

En el segundo round las cosas volvieron a ser similares. Fuera del duro castigo que absorbió, lo único significante de Silva fueron una fuertes patadas que conectó al estomago de Brown… pero jamás consiguió el control del asalto. Brown aseguró el round al llevar a la lona a Silva, donde lo castigo con intentos de sumisión.

El tercer round mostró a un bastante agresivo Matt, quién tan rápido como el sonido de la campana desencadeno una secuencia para ponerle fin a la pelea.  Las cosas no pararon y una vez en el suelo, Brown logró capitalizarse del momento forzando al referí Herb Dean a parar el combate. El tiempo oficial de la victoria fue 2:11.

Como era de esperarse, tras recibir el micrófono Matt pidió una pelea por el título… aprovechando el apoyo local:

Matt Brown: “Cincinnati Ohio, ¿A quien quiere ver pelear por el título? Aquí esta el hombre con el que tienen que hablar. Díganle lo que quieren.” 

¿Ahora contra quien les gustaría ver pelear a Brown?

111 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario