Diego Sanches esta listo para dejar atrás su racha de 2 derrotas consecutivas cuando se enfrente a Ross Pearson este sábado en Albuquerque.

Este sábado Diego Sanchez volverá a la acción para enfrentarse a Ross Pearson en el evento UFC Fight Night 42. Diego se encuentra en una racha de 2 derrotas consecutivas perdiendo decisiones ante Gilbert Melendez y Myles Jury, por lo que este sábado él necesitará con urgencia una victoria… especialmente porque el evento será en Albuquerque, Nuevo México.

Durante su aparición en el programa The MMA Hour, Sanchez se dio el tiempo de hablar sobre su más reciente presentación en donde perdió una muy mala decisión ante Myles Jury:

Diego Sanchez: “Tuve mi caída en el evento UFC 171, no tuve una buena presentación y no planeo entrar en detalles porque la gente comenzará a decir que estoy diciendo excusas y cosas así, pero me enferme con la comida. La gente que realmente conoce el deporte y ve mi pelea contra Gilbert Melendez y luego ven mi pelea contra Myles Jury, podrán darse cuenta que no fui el mismo en esas peleas. En una de ellas fui más rápido y explosivo, con más energía. Ahora todo lo que quiero es entrar a la jaula a enseñarle a la gente mis verdaderas capacidades porque yo no fui el mismo esa noche.” 

Diego después pasó a platicar sobre como es que consiguió pelear en el evento de este sábado:

“A los 8 días después de mi última pelea, mi manager me llamó y me dijo ‘No le digas a nadie, pero la UFC vendrá a Albuquerque‘. Así que yo rápidamente quise estar en este evento así que comencé a entrenar. Gracias a Dios que me recupero rápidamente, mis cortadas ya estaban mejor así que visite un par de doctores y me dieron de alta para volver a mis entrenamientos.”

“Le dije a Joe Silva ‘¿Sabes cuanta gente quiere verme pelear en mi ciudad en altura?‘. Esta sería una dura pelea para cualquiera, porque ellos estarán buscando aire mientras se enfrentan a alguien muy acelerado. Le dije que Joe Silva que quería estar en esta cartelera. No me importa, le dije que me encontrará a alguien sin importarme pelear en las 185, 170, 155 o 145 libras. No me importaba, sólo quería que lo trajeran a Albuquerque y pelearía contra él. Gracias a Dios por Ross. Él es de verdad y aceptó la pelea como un guerrero que viene a pelear. Él esta emocionado, quiere hacer dinero y dar una gran pelea.” 

Sanchez promete llevarse a casa el bono de la noche este sábado y con un oponente como el Británico Pearson… esto es muy posible. Claramente la altitud ayudará a Diego, ya que peleará en la misma altura a la que esta acostumbrado a entrenar. ¿Logrará Sanchez volver a las victorias este sábado? ¿O acaso Pearson le dará su tercer derrota consecutiva?

17 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario