A pesar de la prohibición de la Terapia de Reemplazo de Testosterona, Antonio Silva se siente confiado de competir al máximo de sus habilidades. ¿Nos llevaremos una sorpresa?

Aunque la próxima pelea de Antonio Silva será su primera sin la controversial Terapia de Reemplazo de Testosterona (TRT), él se siente muy confiado de lograr desempeñarse al máximo sin ella.

El Brasileño viene de una suspensión por elevados niveles de testosterona y está muy cerca de su anticipado regreso a la acción ya que se enfrentará a Andrei Arlovski en el evento UFC Fight Night 51 en Brasilia. Cuando los medios le preocuparon sobre si estaba preocupado – o no – por competir sin las TRT, él contestó lo siguiente:

Antonio Silva: “Nunca había consumido las TRT hasta mi pelea contra Mark Hunt, sólo pedí hacerlo en esa ocasión. Me sometí a una cirugía mayor en el 2006 y tuve grandes presentaciones después de eso. Desafortunadamente tuve muy poco éxito con las TRT, el resultado no lo esperaba. Pero trabajaré de la misma manera, tengo una buena alimentación y buenos suplementos. Tenía que someterme a las TRT por un problema de salud comprobado, no fue por vanidad, edad o por abuso de sustancias prohibidas. Tengo un desorden de crecimiento por lo que no produzco la misma testosterona. Pero ahora que está prohibida, es lo que es.” 

Las victorias más notables de Bigfoot han sido sobre tremendos peleadores como Fedor Emelianenko, Alistair Overeem y Travis Browne… las cuales fueron sin las TRT. Aún así él fue atrapado utilizando boldenone en el 2006, por lo que fue suspendido por la comisión atlética de California.

Foto: Cortesía de Josh Hedges/Zuffa LLC vía Getty Images

19 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario