Para Luke Rockhold y Michael Bisping la frase "cuando una puerta se abre, la otra se cierra" tiene un significado muy literal.

Mientras que para Luke Rockhold sus oportunidades por conseguir una pelea por el título se han abierto con su impresionante victoria del día de ayer, para Michael Bisping las puertas de una oportunidad para el cinturón probablemente se han cerrado para siempre.

Bisping ha estado en la cima de la división desde que bajó a las 185 libras en el 2008. Él ha estado en múltiples eventos estelares y eventos coestelares a lo largo de los años y probablemente es el peleador más llamado a pelear de toda la compañía. Cuando Bisping pelea no sólo es otro combate, es un espectáculo.

Él emociona y promueve las peleas como muy pocos lo han logrado en la historia del deporte y gane, pierda o empate sus oponentes siempre reconocen haber estado en una pelea.

El problema del Británico es que tiene un estigma en lo que respecta a enfrentarse a altos contendientes dentro de la división media. En tres distintas ocasiones, Bisping ha estado programado en combates por la contención al título pero siempre pierde cuando una pelea por el cinturón esta en juego.

ockhold

Aunque el título de la división ya no es una opción, Michael Bisping tiene suficiente nombre como para competir en enormes peleas, ¿Que te parece un combate contra Anderson Silva?

Ahora él tiene un récord de 3-4 en sus últimas 7 peleas y con su cumpleaños número 36 a tan solo un par de meses de distancia, creo que es muy poco probable que veamos a Bisping llegar a la cima de la división, mucho menos pelear por el título.

Sin embargo Bisping sigue siendo Bisping. Él nunca le dará la espalda a un desafío, seguira siendo una gran estrella y seguramente seguira siendo uno de los peleadores más discutidos entre los demás atletas, tenga o no el título en su cintura.

Probablemente la oportunidad de convertirse en campeón ya no esté ahí, pero eso no significa que Bisping se irá a algún otro lado. Aún hay muchas cosas que hacer dentro de su división y seguramente no le tomará más de 24 horas antes de que alguien nuevo lo empiece a llamar a una pelea.

Michael Bisping: “No me voy a ningún lado, no se les olvide.”

¿Qué sigue para Michael Bisping?

21 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario