Mientras que sus acciones fueron infantiles, Al Iaquinta no estuvo mal por haberse dado a respetar frente a los inmaduros fanáticos.

Este sábado Al Iaquinta y Jorge Masvidal tuvieron una increíble pelea que por lastima resultó en una sorpresiva decisión.

A pesar de haber estado cerca de finalizar a Iaquinta en el primer round,  Madvidal quitó el pie del acelerador en el segundo y tercer asalto… lo que lo llevó a perder una cerrada decisión dividida.

Obviamente ambos peleadores se sintieron como los merecidos ganadores y ambos tienes sus legitimas razones para argumentar una victoria. Sin embargo lo más triste de todo fue la manera en como Iaquinta reacciono ante el abucheo de los fanáticos.

Posiblemente Masvidal merecía ganar, pero sin duda Iaquinta no merecía ser abucheado. La realidad es que la negatividad que resultó de la decisión no estaba justificada. Fue algo inmaduro e infantil, como los abucheos después de una dura pelea.

Después de haber sobrevivido un brutal primer round para darle la vuelta al combate en los dos últimos asaltos, Iaquinta explotó tan pronto escucho a los fanáticos abuchearlo. “¿Me están abucheando a mi?” Gritó al micrófono, seguido de un “Más vale que no me estén abucheando a mi, trabajé muy duro. ¡Jodanse!”.

Es difícil culpar a Iaquinta por su reacción, de hecho ¿Podemos juzgarlo?

Durante la conferencia de prensa posterior al evento, Iaquinta admitió haber sentido mucho “dolor” después de haber escuchado la reacción de los fanáticos, esto después del esfuerzo que le puso al combate.

Como fanáticos es difícil entender la cantidad de sufrimiento por la que pasan los peleadores y es muy fácil juzgar desde afuera de la jaula. Por más emocionantes que sean los peleadores no son “figuras de acción“, para ellos la acción es real y éstos no dejan de ser humanos.

Si, Masvidal dio mucha emoción en el primer asalto y se acercó mucho a terminar la pelea. Pero fue Iaquinta quien devolvió el fuego en los últimos dos rounds (especialmente en el tercero). Pero bueno, esto ya no importa… mejor guardemos los abucheos para cuando los atletas hagan trampa.

Mientras que todos tenemos a nuestro favorito durante una pelea, todo esfuerzo merece ser respetado.

41 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario