Aunque perdió una muy sangrienta pelea ante Carlos Condit, Thiago Alves nunca dejó de pelear demostrando así un enorme corazón.

Camino al evento UFC Fight Night 67 del sábado pasado, Thiago Alves prometió estar en el mejor momento de su carrera, esto gracias a un más inteligente entrenamiento así como una fuerte motivación por el hecho de pelear frente a su publico de Brasil.

Sin duda él respaldo sus palabras en una pelea que por lastima no sucedió como él esperaba. Alves podrá haber perdido después de que los doctores le impidieran salir a pelear en el tercer asalto, pero sin duda el Brasileño dio una gran pelea contra Condit.

En el primer round Alves contrarresto con excelentes patadas así como poderosos golpes. De hecho, Condit había peleado a la defensiva hasta el momento del famoso codazo que fracturo la nariz de Alves.

Cortesía de Buda Mendes/Zuffa LLC vía Getty Images

Thiago Alves hizo todo lo que pudo para continuar peleando, sin embargo los doctores tomaron la decisión de parar el combate.

Pero así es este deporte, eventualmente alguien cae. Sin embargo no mucho vuelven a sus pies para seguir peleando… Alves lo hizo. Aunque el Brasileño parecía estar fuera de si, él hizo lo necesario para sobrevivir y dar batalla (a pesar de no poder respirar por el sangrado).

Alves dejo en claro que su mente y su cuerpo estaban preparados para la guerra. Aún en la derrota, Alves hizo a sus fanáticos sentir orgullosos gracias a su enorme espíritu y gran corazón. Esperemos que vuelva más fuerte que nunca.

7 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario