Con una extraña mezcla de juventud y experiencia, Max Holloway bien podría ser la próxima gran amenaza de la división pluma.

Articulo por: Eleazar Benyair Ulaje
Twitter @benyairulaje

Es muy complicado encontrar peleadores con menos de 24 años que ostenten 12 pleitos dentro de UFC. A sus 23 años, Max Holloway puede presumir con la frente en alto de ser quizás el único peleador activo con ese récord. Pero es más admirable revisar los nombres a los que ha enfrentado.

De sus 16 peleas profesionales, sólo tres descalabros: A Conor McGregor le costó tres rounds para derrotarlo por decisión unánime, a Dennis Bermudez le sacó una decisión dividida y Dustin Poirier lo sometió en su debut en la organización más grande del mundo: todos ellos peleadores de primer nivel que nos hablan de la calidad de peleador que es el hawaiano.

A sus 23 años, insisto, Holloway es un niño problema consumado.

A nadie le debería de costar trabajo asimilar las condiciones de su juego de pelea y por qué razón está más que justificada su pertenencia a UFC. Le tienen confianza y lo demuestra con creces. ¿Además de su juventud, qué de bueno tiene este muchacho? Es un peleador con un excelente boxeo, combina sus manos con rapidez y nulifica por momentos a sus adversarios con su buen juego de piernas.

Max

En su pelea contra Cub Swanson, Max Holloway lució como un peleador en otro nivel… demostrando así las habilidades de la nueva generación de peleadores.

Cuando se posee la velocidad de Holloway, sería un desperdicio no aplicar combinaciones de hasta 4 o 5 golpes; pero él lo hace como si tuviera un manual integrado en cada pelea. Y con las piernas se podría decir que lo hace igual o mejor. Muay Thai de la mejor manufactura y buenas sumisiones se agregan a su arsenal. En suma, Max Holloway es de esos peleadores que uno no puede dejar de ver. Sencillo.

Con una racha de seis peleas ganadas en fila desde enero del 2014 – Corassani, Miller y Swanson su más recientes víctimas – debe estar muy cerca de ser considerado contendiente al título de las 145 libras. Ganarle a Charles Oliveira, con el que se medirá el próximo 23 de agosto en Saskatoon, Canadá, lo posicionaría en un lugar privilegiado.

ollow

Es probable que el hawaiano en poco tiempo contienda en una pelea por el título. Y si por alguna razón se aplaza su oportunidad, recuerden la juventud de Holloway y su impresionante desempeño pelea tras pelea y ese apodo que le queda como anillo al dedo: ‘The Blessed’, los dioses lo han bendecido con ese extraordinario estilo de pelea.

Foto: Cortesía de Josh Hedges/Zuffa LLC vía Getty Images

28 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario