Roy Nelson podrá no haber ganado, pero su gran presentación le permitirá cerrar con broche de oro una excelente carrera.

Josh Barnett hizo lo correcto en invitar a Roy Nelson a su entrevista posterior al combate. Barnett podrá haberse llevado a casa la decisión, pero Nelson entregó todo lo que tenía durante cinco emocionantes asaltos.

Nelson consiguió derribe tras derribe, round tras round, forzando a Barnett a respaldarse en una agresiva pelea desde el clinch. Nelson también conecto buenos golpes en su pies, pero claramente Barnett consiguió la ventaja en términos de volumen y daño.

Barnett mereció la victoria, pero Nelson sin duda mereció el reconocimiento que su oponente le entregó:

Josh Barnett: “Roy Nelson es un campeón y no se necesitan cinturones para reconocérselo.”

Sin duda Nelson lo es, un verdadero campeón. Roy siempre se ha enfrentado a cualquier oponente, en cualquier lugar, peleando siempre con un enorme corazón y una increíble barbilla de acero.

El poder de nocaut de Nelson, así como su grappling de nivel mundial, han sido una maravilla para presenciar durante los últimos 11 años… absorbiendo en el proceso una enorme cantidad de castigo.

Parece ser que el momento ha llegado, el momento de ver a Nelson – normalmente superado en tamaño – dejar de sufrir tanto castigo, es hora de verlo retirarse con orgullo.

Dentro de las peleas, el momento correcto para retirarse es cuando tus habilidades han desvanecido, cuando el peleador se convierte en una sombra de lo que fue dentro de la jaula. Idealmente, el momento correcto es salirse cuando aún se tiene oportunidades de retener/evitar el daño de las facultades mentales y físicas.

Nelson aún pelea como campeón, pero si continua por este camino del guerrero… sin duda podría sufrir fuerte daño a largo plazo.

Nelson ha perdido tres peleas de manera consecutiva, así como cinco de sus últimas seis peleas, pero esto solo cuenta una parte pequeña de las historia. El punto real aquí es que Nelson ha estado sufriendo mucho daño de oponentes normalmente más grandes y fuertes que él.

Roy ya no tiene nada que probar. Pero si continua peleando de esta manera hasta los 40 años, tiene muchas otras cosas que perder.

12 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario