El participante español del TUF Latinoamérica 2, Enrique 'Wasabi' Marín, está listo para pelear de pie o sostener una guerra a ras de lona.

Entrevista por: Eleazar Benyair Ulaje
Twitter @benyairulaje

El sevillano Enrique ‘Wasabi’ Marín es un peleador histórico para su país. Ser el primer español en participar en un TUF es una ilusión y un sueño cumplido, pero además una gran responsabilidad porque la gente, asegura, ‘espera más de mí’.

Una de las situaciones de las que pudo darse cuenta al participar en la temporada número dos del TUF Latinoamérica fue que el nivel de los peleadores en su país de origen, no está tan distante del de los participantes de países como México, Perú o Argentina.

‘’En España hay buenos peleadores, hay buen nivel para poder participar en cualquier evento de UFC y simplemente estamos luchado por esa oportunidad. He llegado a la final y al menos algo tendremos que estar haciendo bien’’.

La situación que vive España no es muy diferente a la de los países latinoamericanos; falta de apoyo al deporte y a los peleadores en sí. De eso habla Enrique sin aspavientos, tranquilo, porque dice que estar en este evento en México, país al cual admira y quiere mucho por su cultura en los deportes de contacto, resulta una esperanza, un rayo de luz para el MMA en el país ibérico.

El peleador español con récord profesional de 8 victorias y dos descalabros tiene una filosofía de vida: la humildad.

‘’La humildad y los buenos modales abren puertas principales, por qué esa es mi máxima, porque cuando tú eres humilde y tienes buenos modales la gente te abre sus puertas, y cuando te abren sus puertas tú tienes más capacidad de desarrollo y más margen de mejora a la hora de desarrollarte como atleta. Yo pienso que hay que ser buena persona antes que otra cosa en la vida, cuidar a la gente que te cuida y que te aporta y nada más, a seguir creciendo’’.

Para enfrentar su próximo compromiso, y con claridad la pelea más importante de su carrera, el sevillano hizo un campo de entrenamiento en Kings MMA, donde entrenan peleadores de la talla de Fabricio Werdum, actual monarca peso completo de UFC y Rafael Dos Anjos, campeón de la misma empresa pero en la categoría de las 155 libras.

Ahí vivió una experiencia inolvidable pero al mismo tiempo muy dura, porque asegura que se entrena muy fuerte, y los días con sus compañeros de sparring fueron muy muy complicados por el nivel que tienen en ese campamento.

‘’Estar en manos de Rafel Cordeiro y de Víctor Dávila fue algo muy importante para mí para enfrentar esta final, hace que tengas las ideas bastante claras en cuanto al desarrollo del combate, pero no tan sólo ellos sino en las mismas clases de Kings MMA, mis compañeros eran los que también me aportaban cosas, entonces estas constantemente aprendiendo de todo’’.

Si en algo se ha caracterizado Enrique Marín es en su pelea de piso. Pero nunca es suficiente cuando se trata de seguir en constante aprendizaje. Por ello, tuvo la oportunidad de afinar su jiu- jitsu con una de las leyendas del arte suave: Eddie Bravo, quien es uno de los mayores representantes en el mundo al siempre tener entre sus prioridades evolucionar las técnicas, inventar nuevas llaves.

‘’He aprendido nuevos posicionamientos, nuevas maneras de pasar la guarida, nuevas formas de trabajar con la espalda en el suelo, muchas cosas. Personalmente cuando llego a cualquier entreno yo mismo me convierto en cinturón blanco para así absorber todo lo que se pueda y aparto el ego del entrenamiento, pues es algo que no deja que fluyas en tus acciones’’.

Enrique ‘Wasabi’ Marín tiene muy claro su objetivo y es salir vencedor la noche del UFC Monterrey, pero sea cual sea el resultado de su pelea contra el mexicano Erick ‘Perry’ Montaño, sabe que su amistad seguirá intacta.

‘’A Erick lo conocí muy bien, era de mis mejores amigos de la casa, era mi compañero de entreno ideal porque teníamos maneras muy parecidas de entrenar. Yo a él le tengo muchísimo aprecio,no puedo decir nada malo de él, es una persona muy disciplinada, es muy focalizado y amable’’.

Erick y Enrique han convivido en el hotel en la semana previa al combate, su relación, insiste, es muy buena, pero además cree que al terminar la pelea su amistad será más fuerte ‘’porque esta experiencia es única en la vida y creo que establece lazos férreos entre personas’’.

‘Wasabi’ está muy concentrado y dice que a pesar del respeto por su adversario, está preparado para pelear de pie o sostener una guerra en la lona, donde reside una de sus especialidades; las sumisiones.

No se olviden de seguirme en Twitter @benyairulaje

31 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario