Rory MacDonald admite que su sangrienta derrota ante el campeón Robbie Lawler ha despertado un instinto animal dentro de él.

La última pelea de Rory MacDonald es el tipo de combate que crea leyendas, una verdadera guerra en donde Rory y el campeón Robbie Lawler intercambiaron golpes round tras round.

Antes de que el cuerpo de MacDonald no pudiera más, él estuvo cerca de finalizar a Lawler – de hecho iba ganando en las calificaciones de los jueces. ¿Pero que le quedó a Rory después de semejante experiencia?

Screen Shot 2016-06-17 at 11.42.00 AM

La revancha entre Lawler y MacDonald es considerada por muchos como una de las mejores peleas en la historia.

Mientras muchos pensarían que el combate lo daño psicológicamente, MacDonald admite que lo hizo aún más fuerte. Esto es lo que comentó durante su entrevista para MMAJunkie:

Rory MacDonald: “He estado hambriento desde aquella pelea. Estaba en una sesión de sparring un par de meses después y me sentí muy hambriento y motivado. De no haber sido por la fractura en la nariz hubiera vuelto a pelear antes. Estaba listo desde hace mucho.”

“Creo que la pelea contra Lawler me convirtió más en un animal, me hizo tener más hambre por ser un peleador, por entrenar como uno, por ser una bestia. Me siento diferente, me siento mucho mejor.”

El día de mañana Rory volverá a competir por primera vez desde su histórica pelea contra Lawler, esto cuando se enfrente al contendiente Stephen Thompson en la pelea principal del evento UFC Fight Night 89 en Ottawa, Canada.

¿Creen que veamos a un mejorado MacDonald?

36 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario