Después de casi haber noqueado a Tony Ferguson, Landon Vannata admite que las emociones jugaron un papel importante en su derrota.

Landon Vannata estuvo cerca de noquear a Tony Ferguson la noche de ayer, pero por lastima cayó presa de una sumisión en el segundo asalto.

Después de una verdadera guerra, un decepcionado Vannata admite que las emociones se apoderaron de él tras aceptar su pelea con tan solo dos semanas de anticipación.

Esto es lo que comentó durante su entrevista para MMAJunkie:

Landon Vannata: “Dejé que mis emociones se apoderarán de mi. Pero me siento muy bien. En el primer asalto tenía la menta muy clara, estaba ejecutando muy bien mi estrategia. Me estaba moviendo muy bien. Mientras tanto en el segundo round aceleré el paso un poco, pero dejé que mi ego se involucrará. Fui atrapado dentro de la guerra y comencé a caminar con mis manos abajo sin mover la cabeza, sin mover mi pies. Pague el precio de esto.”

Pero a pesar de la derrota, Landon se siente contento con su presentación:

“Sin duda hay una pequeña victoria moral ahí. El enfrentarme al tercer mejor peleador de la división con sólo dos semanas de preparación y conseguir tumbarlo un par de veces, que me haya ido tan bien como me fue”.

¿Qué les gustaría para el futuro de Vannata?

15 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario