Este sábado Anthony Johnson cumplió una improbable historia de redención al noquear a Alexander Gustafsson dentro del primer asalto.

Seguramente hace 3 años nadie jamás hubiera podido pensar que el mismo Anthony Johnson que fue despedido del UFC por no lograr el peso en la división media (por 12 libras) llegará a pelear por el título de las 205 libras.

Si el 2014 fue el año de la resurrección de Robbie Lawler, el 2015 bien podría ser el año de Rumble.

El improbable viaje de ser un peso welter promedio a convertirte en una pesadilla dentro de la división semi completa parecía algo de broma, pero Johnson se encargó de hacernos cambiar de parecer a todos.

Desde su regreso al UFC, Rumble domino por completo a Phil Davis para después pasar a brutalizar a Rogerio Nogueira en menos de un minuto… pero lo que le hizo a Alexander Gustafsson simplemente fue algo increíble.

Ahora que Johnson ha pasado por sobre el gigantesco Sueco, él tendrá la dura tarea de encontrar una manera de derrotar al hasta ahora invencible Jon Jones. ¿Pero será Johnson finalmente la persona que lo consiga? Él tiene más poder que nadie al que se haya enfrentado Jones y tiene dos armas secretas en su campamento de entrenamiento… Rashad Evans y Vitor Belfort.

¿Será este el turno de Johnson por dominar la cima?

54 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario