Con 44 años de edad y cinco derrotas en sus últimas seis peleas, tal vez ya sea el momento de ver a Dan Henderson colgar los guantes.

Si la noche de Alexander Gustafsson fue una difícil de digerir para los fans, entonces probablemente la derrota de Dan Henderson también te dejó con un mal sabor de boca. Contrario a la opinión popular, la realidad es que el paro de su combate contra Gegard Mousasi estuvo lejos de ser controversial.

En el evento coestelar del UFC on Fox 14, Mousasi conectó en una de las areas más peligrosas del cuerpo… la sien, tumbando así al legendario Hendo. Mientras intentaba ponerse de pie, Henderson cayó de espaldas contra la reja y posteriormente la lona.

A partir de ahí Mousasi fue por la victoria, conectando solamente un pequeño par de golpes. Aún así Hendo estaba claramente tieso y con sus piernas extendidas así como sus brazos a los costados. En otras palabras, indefenso.

Debido a esto el referí intervino y le puso fin a la acción. Después de esto los instintos de Hendo respondieron y rápidamente se puso a protestar el paro del combate… sin darse cuenta que estuvo fuera de si por un par de segundos. Desafortunadamente este simplemente fue la más reciente derrota para esta leyenda.

En general, Henderson ha perdido cinco de sus últimas seis peleas… con tres de ellas siendo por finalización.

De hecho, desde que regresó al UFC a finales del 2011 Henderson solamente ha derrotado a una persona… Shogun Rua, en dos ocasiones.

Inclusive en esas victorias Dan recibió daño cerebral irreparable. En su primer pelea contra Shogun (una de las más violentas en la historia), Henderson ganó una cerrada decisión, pero pasó los últimos dos asaltos sobreviviendo mientras recibía golpes desde la montura.

Su segunda victoria sobre Rua, este pasado marzo, llegó después de haber recibido una enorme cantidad de castigo en los primeros dos rounds. Por suerte Hendo consiguió volver a la pelea al conectar una de sus legendarias derechas, ganando así el combate de impresionante manera.

En muchas ocasiones, los poderosos golpeadores son los últimos en querer salirse del deporte ya que su gran bendición física (su brutal poder de nocaut) nunca los abandona. Sin embargó sus reflejos, tiempos de reacción y articulaciones comienzan a fallar.

Henderson ha cumplido más de lo que muchos podrían llegar a soñar, ha logrado más que cualquier otro peleador en la historia. Pero también se encuentra compitiendo en el más alto nivel en uno de los deportes más peligroso del mundo… con 44 años. Él ya no tiene nada que probar y la realidad es que, si desea seguir peleando él tiene mucho que perder.

¿Será hora de verlo retirarse?

24 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario