Luke Rockhold admite necesitar un descanso después de su duro campamento de entrenamiento en preparación para Machida.

Después de haber sido testigos de su increíble presentación del sábado pasado, seguramente nadie imaginó el sufrimiento que Luke Rockhold pasó durante su campamento de entrenamiento.

Sin embargo Luke tuvo que enfrentarse a lesiones, cortadas y hasta un episodio de bronquitis. Pero luego de haber conseguido su ansiada victoria, lo más importante para Rockhold es un merecido descanso.

Luke Rockhold: “Tuve un horrible campamento de entrenamiento, fue brutal. No pude usar mi mano izquierda por gran parte de mi campamento, me lastime un nudillo así que tuve que cambiar la forma en la que golpeo. Debido a esto me lastime la mano y luego me lastime el dedo gordo de mi pie derecho. Así que no tenía por completo mi mano izquierda ni mi pie derecho. Estaba muy limitado en este campamento. También me corte la cabeza múltiples veces y luego me dio bronquitis. Fue un campamento infernal.”

Mientras que Rockhold había asegurado mantenerse en forma en preparación para cualquier eventualidad del combate entre Chris Weidman y Vitor Belfort, él ahora parece estar más enfocado en un merecido descanso… físico y mental.

“Quiero un descanso. Mentalmente, necesito un descanso. Sería difícil dejar ir una oportunidad por el título. He llegado tan lejos. Pero al mismo tiempo sería difícil tomar esa pelea de último minuto, sin un campamento de entrenamiento completo, con una consciencia clara. Me mantendré en forma por las próximas semanas. Si algo sucede en el próximo par de semanas y me necesitan lo voy a considerar. Si las cosas se caen estando muy cerca de la pelea, no. Así no tomaría la pelea.”

El campeón Chris Weidman buscará defender su título este próximo 23 de mayo cuando se enfrente a Vitor Belfort en el evento coestelar del UFC 187 en la ciudad de Las Vegas.

24 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario