Sage Northcutt admite haberse sentido horrible, al punto de tomar antibióticos, previo a su pelea contra Bryan Barberena.

Después de haber recibido un enorme impulso promocional, este pasado fin de semana el joven Sage Northcutt perdió su primer pelea profesional. Sin embargo la manera en como fue derrotado fue lo más extraño, esto ya que pareció rendirse… ya que la sumisión realmente no estaba completa.

¿Qué sucedió? Aunque admite que no son excusas, Northcutt asegura haber estado enfermo los días previos a su combate contra Barberena, tanto que tuvo que ir a emergencias.

Esto es lo que comentó durante su aparición en el programa The MMA Hour:

Sage Northcutt: “Dos días antes de mi pelea tuve una muy mala infección en la garganta, tuve que ir a la clínica de emergencia. Un doctor del UFC tuvo que prescribirme antibióticos y cosas así. Realmente no puedo explicar como me sentí ahí fuera. Pero si me sentí muy horrible.”

Sage dice haber tenido problemas para respirar y escuchar, razón por la que fue sometido por el poco ortodoxo triángulo de Barberena.

“No fue el hecho de que me hubiera asustado, de hecho me sentía muy calmado. La cosa es que, tenía muchos problemas para respirar y tener mi boquilla dentro. Cuando él estaba arriba de mi, con su hombro en mi garganta, se que no fue una sumisión tradicional pero no podría respirar con la mandíbula cerrada, estaba congestionado de la nariz. Para decirte la verdad, no podía respirar y mucho menos estar de pie.”

“Pensé que podía hacerlo, pelear así. Siento que decepcione a todos, especialmente al UFC. Me decepcione a mi mismo.”

Cabe indicar que durante la semana previa a su combate, Northcutt declaro en múltiples ocasiones sentirse “más fuerte que nunca” al encontrarse dentro de la división welter. Sea o no una excusa, con 19 años de edad Sage tiene mucho tiempo para continuar desarrollando su talento.

34 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario