La racha invicta de Michael Chiesa ha terminado. El ganador del TUF 15 – quien competía en su ciudad natal de Seattle – tomo una pelea de muy alto nivel al entrar al octágono con el veterano Jorge Masvidal en el evento UFC on Fox 8.

Para Masvidal la pelea era personal, ya que insultó a Chiesa debido a unos problemas que él había tenido con un compañero de entrenamiento. Consideren la rivalidad finalizada. Masvidal logró superar un muy dramático primer round para controlar el segundo, eventualmente forzando a su oponente a rendirse con una estrangulación de D’Arce en el minuto 4:59 del Round.

Aun con la derrota, Chiesa (9-1) mostró un muy mejorado juego, particularmente su golpeo. Siendo conocido primordialmente como un grappler, Chiesa lanzó impresionantes combinaciones y en un punto dentro del primer round el mando a la lona a Jorge con una poderosa izquierda. Chiesa intentó finalizar la pelea, pero Masvidal se cubrió en el suelo, se recupero y volvió a sus pies.

En el segundo round Masvidal probó que podía tolerar a Chiesa en el suelo, en un punto amenazando con terminar la pelea con una guillotina. La secuencia de la finalización llego luego de que Chiesa no logrará conectar con una patada alta y cayera de espaldas en la lona. Masvidal mantuvo la posición y eventualmente Chiesa se puso en posición de tortuga donde Masvidal logro conectar con un potente rodillazo al cuerpo para luego buscar el D’arce.

Masvidal mejora su récord a un 25-7 con su segunda victoria consecutiva dentro de la UFC.

Foto: Fotografía cortesía de Rod Mar para ESPN

10 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario