Jake Ellenberger tuvo mucho que decir de Rory MacDonald antes de su encuentro en el evento UFC on Fox 8. El dijo que su lugar dentro de los rankings era ridículo, que era falso y que no tenía nada de especial. Pero cuando la pelea comenzó los puños de Ellenberger permanecieron en silencio, honestamente  a la pelea le falto mucha acción, algo contrario a lo que esperábamos. En vez de la “violenta acción” que esperábamos, recibimos una dosis de jabs por parte de MacDonald camino a una aburrida victoria por decisión unánime.

Ellenberger simplemente no pudo alcanzar su blanco. Se enfrento a una difícil desventaja de alcance de casi 4 pulgadas, y sus poderosos y extensos golpes nunca lograron alcanzar su objetivo mientras que los veloces y precisos jabs de MacDonald siempre lograron encontrar su hogar – repetidamente a lo largo del combate.

A su credito, MacDonald no permitió que el lado emocional arruinará su disciplinada estrategia. De manera muy inteligente el evito los poderosos ataques de Jake, casi siempre peleando fuera de su alcance. De acuerdo a FightMetric MacDonald supero a Ellenberger con 48 golpes sobre 27.

Ellenberger fue bastante lento para hacer ajustes, ya que logro un derribe hasta el último minuto de la pelea, pero en ese momento ya era demasiado tarde. MacDonald fácilmente estaba liderando las calificaciones de los jueces y Ellenberger necesitaba con desesperación una finalización. Pero el nunca se acerco a conseguir una.

Aun con la victoria en su bolsillo, este no es el tipo de presentación que deja a la gente aclamando ver a Rory compitiendo por el cinturón. Aunque su récord es sólido, el necesita un poco mas de emoción para convertirse en un peleador mas vendible – y no la sombra de Georges St-Pierre. Con la victoria el Canadiense mejoró su récord a un 15-1 mientras que Ellenberger bajo a un 29-7.

Foto: Fotografía cortesía de Rod Mar para ESPN

39 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario