Después de haber entrado al octágono como toda una estrella de Rock, Conor McGregor se aseguro de respaldar sus expectativas en el evento UFC Fight Night 26 de este Sábado. Mientras que el Irlandés admitió estar decepcionado por no haber logrado la finalización, McGregor nos logró entregar una impresionante presentación al dominar a Max Holloway a lo largo de 15 minutos camino a una decisión unánime. Los jueces calificaron la pelea como un 30-27, 30-27 y 30-26.

En el primer round McGregor demostró su velocidad de golpeo (la cual lo ha convertido en una sensación) al mantener a Holloway a distancia con una muy variada selección de patadas y combinaciones. En el segundo round McGregor comenzó a utilizar mas su boxeo y cancelo su pateo, ¿Porque? Después de la pelea el reveló que sintió que su rodilla se había salido de lugar - lo cual explica porque cambió de estrategia – llevando así la pelea al suelo en cada oportunidad. En el tercer round McGregor demostró ser mas que un caballo de un solo truco al completar sin esfuerzo alguno sus derribes y demostrando solidas transiciones una vez estando en el suelo.

Conor McGregor: “Estoy sin palabras. Quería estar de pie durante toda la pelea, pero el atrapó mi pierna en una muy extraña posición que la sentí muy débil estando de pie. Vives y aprendes.” 

Con esto el Irlandés de 25 años mejoró su récord a un 14-2. Mientras tanto Holloway (quien tomo la pelea de corto aviso al reemplazar a Andy Ogle) bajo su récord a un 7-3.

Foto: Fotografía cortesía de Josh Hedges/Zuffa LLC vía Getty Images

6 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario