En el último minuto de una brutal guerra de pesos completos, Travis Browne logró conectar una excelente patada frontal directa a la mandíbula de Alistair Overeem. Luego de un par de golpes el referí Mario Yamasaki se vio forzado a para la pelea en el minuto 4:08 del primer round.

En la pelea Overeem domino la primer mitad del round y pareció estar bastante cerca de finalizar la pelea. El antiguo campeón de Strikeforce mandó a la lona a su oponente con un poderoso rodillazo directo al cuerpo, para luego descargar una ráfaga de golpes fuera de serie – inclusive un rodillazo ilegal directo a la cara. Pero a pesar de todo esto Browne logró superar la tormenta para volver a sus pies y directo a la pelea.

Travis Browne: “No me vas a creer, él lanza rodillazos que jamás había sentido. El me dio muchos problemas con sus golpes al cuerpo. Yo estaba ahí mentalmente pero mi cuerpo no. Todo lo que hice fue seguir en movimiento. En cuando me di cuenta que comenzó a alentarse, decidí hacer mi movimiento. Quiero pelear contra los mejores del mundo. Voy por ustedes.”

Browne gano su segunda pelea consecutiva y mejoro su récord a un 15-1-1 con 11 nocauts. Overeem por su parte se encuentra en su segunda derrota por nocaut consecutiva, seguida de su decepcionante derrota ante Bigfoot Silva.

Foto: Fotografía cortesía de Ed Mulholland para ESPN

85 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario