Para los que lo hayan experimentado, no hay nada peor que tener la preocupación de ser despedido de tu trabajo (o expulsado de tu escuela). Ese pequeño sentimiento en tu estomago que te mantiene nervioso y sin hambre a lo largo del día. Quien se encuentre en esta situación solo tiene de a dos, o te desempeñas mejor que nunca y le demuestras a tus detractores que están equivocados – o simplemente esperas lo mejor de la manera menos mediocre posible.

Este próximo Sábado 8 de Junio en el evento UFC on Fuel 10, 5 peleadores de la compañía tendrán que pasar por la pelea mas difícil de sus carreras: Porque pelearán por sus empleos. Como todos saben la compañía ha estado despidiendo a muchos empleados últimamente y sin duda una derrota mas para algunos de estos tres significa un despido seguro.

¿Quienes corren riesgo? Les tenemos la lista a continuación:

Thiago Silva. El no ha ganado una legitima pelea desde el 2009. Sus últimas 2 victorias fueron canceladas gracias a la marihuana y una muestra de orina falsa y mientras el continua siendo un excelente peleador, creo que para la compañía es un gran dolor de cabeza. ¿Porque? Tiene un muy buen salario y si llega a perder ante Feijao no veo razón por la que la compañía siga queriendo mantener a un peleador poco responsable y caro.

Rodrigo Damm. Hubo un momento donde Damm fue considerado un alto prospecto. Por lastima en los últimos 5 años las cosas no han parecido así. El practicamente esta dentro de la compañía porque venció a Gasparzinho en el TUF Brasil 1, pero no hay mucho además de esto. El perdió una muy cerrada pelea ante (el ya despedido) Antonio Carvalho y una derrota ante Hirota significaría su despido. Esto es seguro.

Mizuto Hirota. El tiene un récord dentro de la UFC de 0-1 y mientras lució decente ante Yahya, no creo que vaya a recibir otra oportunidad si pierde esta pelea. Especialmente luego de haber perdido ante Healy en su última pelea dentro de Strikeforce.

Karlos Vemola. El ha competido en 3 divisiones dentro de la UFC logrando un récord de 2-3. El fue sometido en su última pelea y no ha competido en casi un año. Si es derrotado por Caio Magalhaes el sin duda se irá.

Anthony Smith. Un récord de 2-2 en Strikeforce y una derrota en su última pelea no le ayudarán si pierde su debut dentro de la UFC. El es un peleador demasiado emocionante que solamente ha llegado a una decisión en toda su carrera (26 peleas), pero probablemente esto no será suficiente para salvarlo de ser despedido… a menos que gane el bono a la pelea de la noche.

9 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario