La última pelea de Erick Silva dentro del octágono fue una lección, 15 minutos de aprendizaje sobre la lucha de las Artes Marciales Mixtas cortesía de uno de los mejores en el tema Jon Fitch. Silva estuvo cerca de ganar esa pelea, pero por lastima su condición lo defraudo y la victoria termino para el lado de Fitch.

En su próxima pelea el se enfrento a un luchador (su oponente del evento UFC on Fuel 10 Jason High fue un luchador colegial) y demostró que había aprendido la lección. High intento un derribe en su contra, pero fue rápidamente parado. No solo esto, Silva convirtió su defensa en ofensa al tomar de manera veloz la espalda de su oponente para luego buscar la sumisión… como si tuviera prisa. El desencadeno una cadena de sumisiones, primero un ahorque, luego una llave de brazo, luego un triángulo y finalmente se devolvió al ahorque. Finalmente el Brasileño sometió a High en el minuto 1:11 con una llave de brazo modificada.

Erick Silva: “Intente tomar su espalda para hacerle un mata león. No logre hacerlo así que me fui por la llave de brazo.”

Esta fue una presentación de mucho, pero mucho nivel y una precisión sin igual. Este peleador sin duda ha intrigado a mucho dentro del mundo de las Artes Marciales Mixtas, su mezcla entre brutal poder de golpeo y Jiu-Jitsu lo convierten en uno de los prospectos mas temidos de la división welter… si su lucha llega a ponerse al mismo nivel, mas vale que la división se preocupe.

Foto: Fotografía cortesía de AP Photo/Felipe Dana

10 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario