Thiago Silva no había ganado en casi 4 años. bueno, si lo había hecho pero no oficialmente. Dos de sus victorias (ante Brandon Vera y Stanislav Nedkov) fueron cambiadas por un no-contest ya que resulto positivo en sus respectivas pruebas de dopaje. La primera sucedió luego de que Silva sometiera una prueba de orina flata y la segunda un positivo de Cannabinoides (Marihuana).

Seamos honestos, el recibió muchas oportunidades. Descartando la posibilidad de que vuelva a suceder, el esta de regreso a la columna de las victorias. En una pelea con un toque personal, Silva volvió de su suspensión para mandar a dormir a Rafael Cavalcante en el minuto 4:29 del primer round.

La pelea del evento UFC on Fuel 10 tuvo un paso bastante acelerado desde el comienzo. Mientras Cavalcante parecía lanzar los golpes mas poderosos, el pareció tener problemas con el trabajo de Silva mientras la pelea avanzaba. El final llego luego de que Thiago atrapará a Cavalcante en la orilla del octágono y lo forzará a intercambiar golpes. Mientras ambos intercambiaban, Silva logró atrapar a Rafael con un gancho izquierdo seguido de un upper que lo mando a la lona. Un par de golpes mas y el referí Dan Miragliotta intervino para terminar la pelea.

Thiago Silva: “Creo que todas las provocaciones y las cosas que digo son importantes para la pelea. Esto es lo que la gente quiere y tan pronto como este aquí daré lo mejor de mi.”

La última victoria oficial de Silva llego en Agosto del 2009, cuando venció a Keith Jardine. Cavalcante por su parte también venía de una suspensión y bajo su récord a un 11-4 con la derrota.

Foto: Fotografía cortesía de Ryan Loco/ryanloco.com

27 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario