La pelea empezó con un Mousasi confiado de sus habilidades inclusive con una guardia relajada, mientras que su rival yendo hacia atrás como se esperaba, aun así Mousasi castigó con su jab al sueco haciendo sangrar su nariz, al final del primer asalto Latifi presiono a Mousasi para que fuera más agresivo logrando una reacción del público presente, sin embargo el excampeón de Strikeforce fiel a su estilo no reaccionó ante la presión.

En el segundo asalto la pelea inicio igual con los peleadores un poco cuidadosos, y lanzando golpes solitarios sin tratar de infringir algún daño, sin embargo Latifi empezó a lanzar volados de derecha intentando colocarlos en la cabeza de Mousasi sin éxito dada su lentitud.

Siendo una pelea tal y como se previó, decepcionante debido a la salida de Alexander Gustafsson, Mousasi parecía no querer arriesgar en su debut en la UFC, por ratos parecía pelear sin ningún esfuero y carente de motivación por parte del Armenio de 27 años, al final del tercer asalto Latifi mas por un error de Mousasi que acierto, logró llevarlo al suelo donde conectó pocos golpes hasta que acabara la pelea.

La pelea terminó con una decisión unánime a favor de Gerard Mousasi que lo coloca en un récord de 34-3-2 mientras que  Ilir Latifi se queda con una marca de 7-3 y con una incógnita respecto a su futuro, ¿Lo volveremos a ver alguna vez en la UFC? ¿Que opinan de la presentación de Mousasi?

Foto: Fotografía cortesía de Josh Hedges/Getty Images

68 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario