Toquinho y Joey Beltran llegaron dopados hasta las orejas en Australia el pasado 14 de Diciembre por lo que tendrán que ser suspendidos por 9 meses.

Solo porque la UFC este llevando acabo un evento internacional (fuera de la custodia de la comisión atlética de Nevada), no significa que los peleadores de la UFC pueden romper las reglas. La compañía anuncio que 2 de los participantes del evento UFC on FX 6 fueron atrapados haciendo trampa en sus pruebas de dopaje.

El brutal Brasileño Rousimar Palhares resulto con niveles anormales de testosterona, realmente elevados. Mientras tanto Joey Beltran resulto positivo de Esteroides Anábolicos llamados Nandrolone. Ambos peleadores serán suspendidos por 9 meses lo cual comenzará a contar desde el día de la pelea y tendrán que pasar sus prueba de dopaje para poder volver a competir.

La UFC ofreció la siguiente declaración:

“Rousimar Palhares resulto positivo de elevados niveles de testosterona mientras que Joey Beltran resulto positivo de nandrolone, esto después de sus respectivas peleas en el evento UFC on FX 6 en Australia. La compañía UFC tiene una muy estricta y consistente política contra el uso de cualquier sustancia ilegal para mejorar el desempeño o enmascarar agentes. Ambos atletas han accedido a servir una suspensión de 9 meses retroactiva a partir del 14 de Diciembre. Ellos tienen que pasar una prueba de dopaje antes de volver a competir.”

Como resultado de la prueba de dopaje fallida, la victoria de Beltran será cambiada a un No-Contest. Por su parte Palhares mantendrá intacta su derrota por knockout ante Hector Lombard. Una lastima para estos peleadores, a cumplir sus sentencias.

Foto: Fotografía cortesía de Matt Roberts/Getty Images

14 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario