Jim Miller es el tipo de peleador que no dice excusas después de una pelea. Es por eso que le tomo un tiempo el averiguar el porque este peleador no lucio como siempre lo hace en su pelea contra Ben Henderson el pasado Agosto.

Por supuesto que Henderson tiene mucho que ver en esa derrota, el antiguo campeón de la WEC ha lucido mas dominante que nunca desde su entrada a la UFC, logrando un récord de 3-0 en el 2011 algo que le otorgo una oportunidad de pelear contra el campeón Frankie Edgar este Febrero.

En cuanto a Miller, mientras el no quiso quitarle el crédito a Henderson, el tuvo que admitir que estaba luchando contra una infección del riñón ademas de una mononucleosis durante su pelea contra Henderson.

Jim Miller: “En verdad me golpeo un par de horas después de la pelea. Me levante a mitad de la noche con un extraño dolor en mi espalda baja. Simplemente el dolor no se podía ir. Era algo que nunca había sentido y espero jamas volver a sentir, para ser perfectamente honesto. Me fui a casa, y esta ha sido la primera vez que he perdido peso después de una pelea, esto por no haber tenido apetito. Estaba bastante miserable.”

“Tuve una mal noche, sabia que algo estaba mal y no me pude adaptar a la situación. El peleo una gran pelea y yo simplemente no fui capaz de seguir su paso.  En verdad no sabía que estaba enfermo. Estaba bastante cansado en los entrenamientos y cosas así, pero cuando calentaba para la pelea contra Henderson sabia que algo andaba mal, no sentí que tenia la energía.”

Ahora Jim Miller esta de vuelta y listo para enfrentarse a Melvin Guillard en el evento UFC on FX el día de hoy. Guillard tambien parecia estar a 1 pelea de pelear por el titulo de la UFC pero por lastima también sufrió una decepcionante derrota el pasado Octubre, esta a manos de Joe Lauzon en tan solo 47 segundos.

3 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario