El peleador mexicano, que estará enfrentándose este sábado al brasileño Renee Forte en el UFC 171, habló sobre los nervios antes de su debut en el octágono y sobre bajar a la categoría de peso ligero.

En la noche de este sábado en Dallas, Texas, en el UFC 171, Frank ‘Sitkayan’ Treviño (11-0) se convertirá en el sexto mexicano en la historia en pelear en el UFC, siguiendo los pasos de Efraín Escudero, Alex Soto, Will Campuzano, Tony Ferguson y Erik ‘Goyito’ Pérez.

Al otro lado del octágono, Treviño, quien comenzó en el deporte entrenando muay thai solo con el objetivo de perder peso (llegó a pesar 275 libras), tendrá al brasileño Renee Forte, quien viene de una derrota ante el canadiense John Makdessi en septiembre del año pasado.

El combate, primero de Treviño en el mayor escenario de las artes marciales mixtas en el mundo, también será su primera en la división de los ligeros (155 libras), luego de haber competido toda su carrera en el peso welter (170 libras).

Frank Treviño: “Para mí es mucho mejor. Yo soy muy chaparro para el peso de 170 libras y era más pequeño que las personas con las que estaba peleando. Esto (bajar de categoría) me va a ayudar porque ahora soy yo el que es un poco más grande que ellos. En poder y en velocidad creo que me ve ayudar y por mi estilo de pelear puede que sea algo impresionante”

Comentó Treviño, quien además se quedará con el 20% de la bolsa de Forte pues el brasileño se presentó poco más de una libra por encima del peso y no pudo llegar a la marca.

Treviño, quien entrena con Jorge ‘Macaco’ Patino en el Macaco Gold Team, acumula en su registro de 11 victorias cuatro peleas ganadas por nocaut, cuatro por sumisión y tres más por decisión, reflejo de la manera como el nacido en Reynosa, Tamaulipas, afronta sus peleas.

“Yo nunca llego a la pelea con la intención de que la paren por KO, TKO o sumisión. Yo llego a la pelea a ver qué pasa. En la gran mayoría de las ocasiones cuando los peleadores salen buscando el KO son ellos quienes terminan noqueados. Yo creo que es mejor esperar y ver qué pasa en la pelea mientras avanza. Si llega el KO, el TKO, la sumisión o la decisión, pues llegan y ya. Es como ‘diosito’ lo planee. Nunca es como tu lo quieras”.

A propósito de los nervios por su debut en el octágono, Treviño, quien comenzó su entrenamiento de muay thai en Texas con  su instructor y mentor Kru Kayan, asegura no sentirlos.

“No siento nervios. Mi rival es un humano como cualquier otro y ninguno de los peleadores es un superhumano. No le falto el respeto pero se que lo voy a hacer bien y que voy a poner un buen show para la gente”.

Por último, consciente de que llega a UFC con 32 años, Treviño habló de manera sensata, honesta y realista sobre sus expectativas:

“Mi meta es representar bien a los mexicanos en UFC y ganar. En este momento no estoy buscando títulos y realmente no pienso en eso. Llego de manera muy humilde para ganarme una posición dentro del UFC. De todas maneras si un día llega la oportunidad por un título o para un show grande, pues acá estoy”.

¿Creen que Treviño tiene el nivel suficiente para sobresalir en UFC?

12 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario