Nick Diaz lo hizo de nuevo.

Cuando el no se presento a su conferencias de prensa, el fue castigado e inclusive eso le costo su pelea por el titulo de la UFC de George St-Pierre. El comento que no le gustaba asistir a los ‘desfiles de modas’, pero que aun así jamas escaparía de una pelea.

Aun así eso fue lo que el hizo el día de hoy. Diaz tenía programada una súper pelea de grappling programada contra Braulio Estima, con toda su paga siendo donada al hospital de niños St. Judes. Se suponía que esta sería una gran forma de mantenerse activo mientras sus problemas con la Comisión Atlética de Nevada se arreglaban, mantener su nombre en la presa así como ayudar en una buena causa.

Durante el evento principal de la Expo Mundial de Jiu-Jitsu, Braulio Estima se quedo completamente solo en el centro del lugar, sentado en sus rodillas, con Diaz por ningún lugar. Robert Drysdale se ofreció como oponente, pero Estima noblemente lo rechazo.

No solo Diaz decepciono a Estima, si no también a una organización de caridad a la que prometió apoyar.

15 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario