La rivalidad entre Josh Barnett y Dana White se ha prolongado por muchos años, siendo amigos y rivales a lo largo de múltiples ocasiones y con el final de Strikeforce al a vuelta de la esquina, aun no es 100% seguro que veamos a Barnett dentro de la UFC.

Dana White y Josh Barnett tienen una muy dura relación, con ambas personalidades diciendo (criticando) cosas del otro. Su rivalidad data desde que Barnett fallo una prueba de dopaje luego de su victoria de campeonato sobre Randy Couture en UFC 36, y desde entonces Barnett no ha vuelto a competir dentro del octágono.

Barnett eventualmente encontró su camino a Strikeforce (antes de que fuera comprado por Zuffa) para formar parte del Grand Prix. Después de vencer a Brett Rogers y Sergei Kharitonov, Josh se enfrento a Daniel Cormier en la final del torneo – pelea que perdió luego de 5 duros rounds.

Ahora mientras el fin de Strikeforce se acerca, Dana White no esta seguro si Barnett se unirá al resto de los pesos completos. Cuando le hicieron la pregunta, Dana simplemente comento lo siguiente:

Dana White: “No tengo idea si vendrá a la UFC. No lo se, lo descubriremos pronto. Ya veremos.”

Claramente no hay algo definitivo en sus declaraciones. Esta indecisión se puede basar por 1 razón, principalmente porque Josh ha sido atrapado constantemente utilizando sustancias prohibidas. También hay problemas con su contrato, actualmente Barnett esta ganando mucho dinero en Strikeforce, dinero que muy posiblemente la UFC no estará dispuesta a pagar.

Estando a tan solo 2 semanas del evento final de Strikeforce, espero que la situación sea resuelta muy pronto. El 12 de Enero Barnett se enfrentará al relativamente desconocido Nandor Guelmino en una pelea donde Josh es un absoluto favorito. De ganar esta pelea, podría tener finalmente el boleto de entrada al a UFC. ¡Esperemos que así sea!

6 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario