El ganador del Grand Prix de Strikeforce ni siquiera estaba en los planes iniciales. Daniel Cormier era considerado un prospecto con necesidad de una mejor competencia cuando el torneo comenzó, pero el día de hoy el logro destruir a Josh Barnett luego de 5 rounds de pelea. Dos de los jueces calificaron la pelea como un 50-45 mientras que le tercero califico la pelea como un 49-46.

Para el final de la pelea, la cara de Barnett estuvo completamente llena de sangre, con su ojo derecho totalmente cerrado y color azul.

Daniel Cormier: “Solo quiero enfocarme en el hecho que acabo de vencer a Josh Barnett. Hace un año, eso es algo que yo jamás pensé que podría hacer.”

Cormier salió rápidamente y confiado, conectando fuertes golpes superando a Barnett desde el comienzo. Desafortunadamente para el veterano, el se rompió la mano en el primer round mientras conectaba un gancho izquierdo:

Josh Barnett: “La mano me estaba matando pero no había manera que dejará de pelear. En verdad quería hacer que el se ganara esta pelea.”

Cormier ahora tiene un récord perfecto de 10-0 convirtiendo esta en una de sus victorias mas impresionantes. Antes de este Sábado en la noche, el veterano Barnett solo había perdido ante un Pedro Rizzo en su mejor momento, un Mirko Cro Cop en su mejor momento y ante a un Antonio Rodrigo Nogueira en su mejor momento. Agreguen a Cormier a esa lista ya que se ha convertido en el ganador sorpresa del Grand Prix de Strikeforce.

52 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario