Hemos escuchado distintas maldiciones en el mundo de los deportes, pero después de la gran noticia del día de ayer, al parecer las Artes Marciales Mixtas también tiene su racha de mala suerte. Llamemos simplemente a esta, la maldición de los coaches del Ultimate Fighter.

Dominick Cruz y su rotura de ligamentos se unen a la famosa lista de coaches del Ultimate Fighter los cuales han perdido sus grandes peleas mucho antes de la noche de la pelea.

La lista: La pelea entre Jackson/Evans se congelo por mas de un año y medio debido a las aspiraciones de Rampage en Hollywood. Liddell/Ortiz III se desintegro junto con los nervios del cuello de Ortiz. La pelea entre Lesnar/Dos Santos fue atacada por el fantasma de la diverticulitis y ahora esta pelea por el titulo gallo de la UFC ha sido afectada.

Estos han sido los problemas de 4 de las ultimas 6 temporadas, en caso de que lleven la cuenta.

A donde iremos después de aquí aun no es claro, pero hay dos problemas por discutir:

1) ¿Que se hará con Urijah Faber y con UFC 148?

2) ¿Que sucederá con el lugar como coach de Dominick Cruz?

Lo primero es lo primero, no hay otra opción mas que crear un titulo interino. Cruz planea estar fuera de acción por otros 9 meses y no necesitamos que otra división sufra el mismo destino que la división ligera o la división welter. Ahora los mejores oponentes para Faber en una pelea por el titulo son: Renan Barao o Michael McDonald, y ambos tienen un legitimo argumento para pelear por el titulo de la UFC.

Y el segundo problema es un poco mas difícil ya que ninguno de los anteriores peleadores propuestos podrían superar a Dominick como el coach del TUF 15. Lo ideal sería seguir viendo a Cruz como el coach por el resto de la temporada y promover a Faber hasta su pelea por el titulo.

¿Alguien tiene una mejor propuesta?

2 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario