El cerebro humano es algo muy delicado el cual no debe de ser constantemente maltratado... como en el caso de Gray Maynard. Después de haber sufrido otro nocaut, es hora que se tome el tiempo de contemplar la posibilidad del retiro.

Todo peleador merece la dignidad de salir del deporte bajo sus propios términos. Lo que estos chicos (y chicas) hacen es simplemente exhaustivo de manera mental y física.  Esto es algo simplemente agotador en muchas formas, desde financiar el campamento de entrenamiento, enfrentarte a lesiones hasta el lidiar con la atención de los reflectores. Está última puede ser una de las más difíciles para muchos, especialmente porque la luz puede ser tan incandescente que puede llegar a distraer a muchos… especialmente cuando no es deseada.

En estos momentos Gray Maynard se está enfrentando a una de estás situaciones, después de haber perdido ante Nate Diaz en el evento principal del Ultimate Fighter 18 Finale.

No solo es el hecho que Maynard perdió, si no el como. Por tercera ocasión en sus últimas 4 peleas, Maynard ha sido noqueado de manera violenta. En está ocasión fue en manos de Nate Diaz. En Mayo de este año fue TJ Grant t antes de eso fue una pelea legendaria escrita por Frankie Edgar.

El común denominador en estos 3 oponentes es que ninguno de ellos ha sido considerado por tener manos pesadas. Antes de su último nocaut, Diaz tenía solamente 4 finalizaciones con sus puños en 26 peleas profesionales. Grant por otra parte soló tenía 4 en 26 peleas y Edgar también tenía solamente 4 en 21 peleas. Aun así estos 3 le hicieron daño a Maynard con sus puños.

¿Donde deja esto a Maynard? Tal vez en un lugar donde él no desea estar… en un cuarto pensando en su salud a largo plazo y si realmente considera que su actual carrera es la mejor opción para su futuro. De no ser así, él continua estando muy joven con un futuro bastante brillante frente a él. Con 34 años él ya compitió por el cinturón en 2 ocasiones y después de su actual racha es muy poco probable que él vuelva a tener una pelea de campeonato. Claro, no es imposible… es solo poco probable.

Maynard parece encontrarse en un encrucijada en lo que respecta a su trabajo dentro del UFC y su habilidad por competir en el más alto nivel. El truco aquí es llegar a una conclusión y actuar antes de que sea demasiado tarde, ignorar las voces de tu cabeza que te dicen que la próxima vez será el comienzo de algo nuevo. Antes de su combate contra Diaz Maynard era el peleador número 5 en los rankings. Sospecho que está muy cerca de salir del top 10, porque inclusive si justificamos estás derrotas… no se puede negar el obscuro hecho que Gray tiene solamente una victoria en los últimos 3 años (y una extraña decisión dividida ante Clay Guida).

Esta semana escribimos sobre lo poco tangible que estaba en juego para el ganador de este combate además de la satisfacción personal. Por lastima viendo las cosas este Domingo en la mañana… me doy cuenta que el impacto del perdedor es potencialmente mucho mayor.

¿Que sugieres tu como fanático?

17 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario