Chris Leben es uno de los miembros originales del popular reality The Ultimate Fighter, el cual ha producido a muchas de las estrellas actuales del deporte. Con 19 peleas bajo la UFC, Leben ha estado dentro del octágono contra los mejores peleadores del mundo incluyendo a Anderson Silva, Michael Bisping, Wanderlei Silva, Yoshihiro Akiyama y Mark Muñoz entre otros.

Aun así su mayor oponente no esta dentro del octágono, si no fuera de este ya que ha luchado con su adicción a los analgésicos y al alcohol en algo que ha afectado su vida personal así como su carrera dentro de la UFC.

Leben actualmente esta sirviendo una suspensión de 1 año luego de haber resultado positivo de analgésicos luego de su derrota ante Mark Muñoz en el evento UFC 138. Lo malo es que esta no es la primer suspensión de Leben, en el 2008 este peleador resulto positivo de Stanozolol (un esteroide ilegal).

En una reciente entrevista en el programa de Ariel Helwani, Leben hablo por primera vez sobre los obstáculos que lo han rodeado desde su segunda suspensión de la UFC, su adicción a los analgésicos y los pasos que ha tomado para recuperar el control de su vida:

Chris Leben: “La verdad es que he luchado contra las drogas y el alcohol, y he peleado contra esos demonios a lo largo de mi vida. He tenido problemas con ser adicto a los analgésicos desde ya hace años. Tuve algunos problemas con mi campamento y casi estaba llorando por ayuda. Sabia que iba a ser atrapado y simplemente no me importo en el momento. Estoy extremadamente apenado, siento que decepcione a la UFC, pero al mismo tiempo creo que el haber sido atrapado es lo mejor que me ha pasado. La UFC ha sido increíble, ellos me enviaron a un centro de rehabilitación y en verdad se hicieron cargo de mi.”

“Los analgésicos me ayudaban con el dolor, no solo fisicamente si no también emocionalmente. Es difícil explicar la mente de un adicto. La única cosa que puedo explicar es que en el momento nada mas me importaba, ni si quiera si hubiera sido el evento principal del mejor show de la tierra. Sabia que iba a ser atrapado, absolutamente. Mi esposa me las compro para después de la pelea, pero hubo muchos problemas, mucho estrés y me quebre. Tan simple como eso, no pude contenerme. Estaba limpio, pero un día antes de los pesajes, me rompí por todo lo que estaba sucediendo en mi vida.”

Con 8 meses restantes en su actual suspensión, Leben tiene un largo camino para recuperarse. El le asegura a sus fanáticos que esta tomando los pasos necesarios, en gran parte gracias a la UFC, y poco a poco esta recuperando su vida. Mejor tarde que nunca, felicidades Chris.

4 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario