Aunque ha mostrado una mala actitud, Daniel Cormier no se olvido de agradecerle a las personas que lo llevaron a convertirse en campeón.

Este sábado pasado Daniel Cormier consiguió su meta de convertirse en campeón, esto al someter a Anthony Johnson en una muy peligrosa pelea en el evento estelar del UFC 187.

De manera muy emocional, Cormier desafío a Jon Jones en el micrófono para luego pasar a gritarle e insultar a Ryan Bader durante la conferencia de prensa. Pero fuera de estas malas actitudes, Cormier también abrió un espacio para mostrar su humilde personalidad.

Durante la conferencia de prensa Cormier se abrió y explico lo duro que fue su camino a la cima, mental y financieramente. Esto es lo que comentó al respecto sobre sus duros inicios:

Daniel Cormier: “No teníamos nada. Salina y yo no teníamos nada. Ella ha estado conmigo desde mi primer pelea. Una vez, teníamos a nuestro hijo, era un bebe. Yo peleaba dentro de Strikeforce y apenas recibía peleas. Salina y yo teníamos un pequeño departamento de un cuarto en San Jose, California y la verdad no teníamos dinero.”

“Mi familia en Louisiana tampoco tenía dinero, pero yo estaba muy desesperado porque no teníamos gas en la casa. De verdad no teníamos nada. Vivíamos de la manutención así que llame a mis padres, que no tenían tanto dinero. Entre mi mama, mi papa, mis hermanos y mis hermanas juntaron $575 dólares y me los enviaron. Esto nos permitió sobrevivir durante el mes hasta que llegó el cheque de mi patrocinador.”

Ya que su familia estuvo a su lado durante los tiempos difíciles, Cormier afirmó que sus logros no son solamente suyos.

“Este campeonato es de mis padres y mi prometida, porque ahora… estamos bien. Estamos bien.”

27 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario