Aunque no parece estar interesado en la pelea, el campeón Michael Bisping niega estar evitando al contendiente Yoel Romero.

Es difícil el rechazar una pelea cuando la oferta no ha sido recibida, sin embargo los fanáticos no paran de acusar al campeón Michael Bisping de estar evitando al contendiente Yoel Romero. Obviamente estos comentarios han llegado tras la insistencia de Bisping por recibir una pelea de dinero, una que muchos sospechan podría ser contra Georges St-Pierre.

Durante su reciente aparición en el podcast UFC Unfiltered, Bisping explico su versión de la historia. Esto es lo que comentó al respecto:

Michael Bisping: “Jamás he evitado a nadie y ciertamente ahora que tienes el cinturón es imposible hacer eso. Obviamente cuando estas en mi posición tratas de hacer inteligentes decisiones de negocio, pero al final del día tienes que enfrentarte a los mejores. Después de que le quite el título a Luke Rockhold, la UFC me llamó un par de días después para ofrecerme a Dan Henderson, algo que molestó a muchos dentro de la división. Por esta razón ahora la gente quiere verme enfrentarme al contendiente número uno.”

“Genial, no tengo problemas haciendo eso. Quiero hacer eso. No quiero que mi legado quede marcado como alguien que evito a los mejores. Estoy lejos de eso. Me he enfrentado a los mejores durante toda mi carrera, ¿porqué dejaré de hacer eso ahora que soy campeón? No tiene sentido. Pero al mismo tiempo quiero capitalizarme de la posición en la que me encuentro. Vamos a ver. Aún no me han ofrecido nada de manera oficial por parte del UFC, pero si es Yoel Romero que así sea.”

Se rumora que St-Pierre podría enfrentarse a Bisping en su regreso, algo que el mismo campeón no puede negar que aceptaría:

“Esto es lo que dije de este tema, si me ofrecen al contendiente número uno lo aceptaré. Pero si me ofrecen a GSP, sería un tonto si no aceptará esa pelea. Por supuesto que tomaría a GSP. Aún no me han dicho nada, pero espero que lo hagan.”

“GSP regresa después de tres años fuera, si te soy honesto creo que es una pelea muy difícil para GSP. El pelear es algo muy físico, pero lo más difícil es el aspecto mental, las dudas, los demonios internos y GSP tuvo una muy dura pelea contra Johny Hendricks en su último combate. Creo que contemplando eso, el regresar después de tres años para enfrentarse a mi es una muy mala idea. Si eso es lo que quiere, que Dios lo bendiga. Veo esa pelea terminando muy bien para mi.”

17 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario