Renan Barao paso 7 años para lograr un récord de 28-1 (con un no contest) para lograr entrar a la UFC y recibir una pelea por el titulo contra Urijah Faber. Aun después de esto el titulo simplemente era interino luego de una lesión que forzó a salir al campeón Dominick Cruz.

Aun así, tan solo imaginen todos los días que Barao ha pasado dentro del gimnasio Nova Uniao, trabajando sus habilidades junto a un equipo de compañeros de entrenamiento. Fue la sangre, el sudor y las lagrimas lo que lo ayudaron a ganar el cinturón de la compañía al vencer a Faber en UFC 149.

Es por eso que este campeón recibió una merecida bienvenida de héroe cuando regreso junto con su nuevo cinturón al campamento Nova Uniao en Brasil. No se pierdan el emocional vídeo a continuación:

3 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario