A pesar de estar metido en grandes problemas con la Comisión Atlética, Wanderlei Silva insiste estar limpio y pide una pelea contra Luke Rockhold.

Mientras que la comunidad de fanáticos, los medios y la UFC saben que Wanderlei Silva esta metido en fuertes problemas con la comisión atlética de Nevada, el Brasileño esta actuando como si no pasará nada.

Después de haber escapado de una prueba de dopaje sorpresa (previo a su pelea contra Chael Sonnen), Wanderlei insiste en estar limpio y se encuentra entrenando a la espera de su próximo combate. Esto es lo que comento en una reciente entrevista con Tatame:

Wanderlei Silva: “La vida es genial. Estoy entrenando muy bien. Me hice una prueba el 6 de junio en mi natal Brasil, esto para ver si los diureticos estaban fuera de mi cuerpo. También me medí mis niveles de testosterona. En mi edad, los niveles son de 180 y los míos están en 160. Estoy totalmente limpio y listo para pelear lo más pronto posible. Sólo estoy esperando a que la UFC me de la fecha y locación. En dos meses estaré listo para pelear y me gustaría hacerlo contra Luke Rockhold. Él es un buen tipo, viene de victorias y es el antiguo campeón de Strikeforce. Creo que esta pelea me pondrá en linea para pelear por el título. Sería perfecto pelear contra el en el Maracaná.” 

Silva fue visto por última vez en su enorme victoria sobre Brian Stann en Japón, pero es muy poco probable que volvamos a ver a Wanderlei dentro del octágono… al menos por un buen tiempo. A finales de este mes el Brasileño tendrá una junta con la comisión donde se determinará su castigo por haber corrido de una prueba de dopaje sorpresa, algo que podría significar una suspensión de hasta 1 año.

Con 38 años de edad, Wanderlei no se puede dar esos lujos.

45 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario