Hablemos de trabajar en un ambiente de trabajo hostil. Jon Fitch logró un récord de 14-3-1 a lo largo de 7 años y medio dentro de la UFC, ganando en el proceso una oportunidad de pelear por el cinturón así como lograr mantener el puesto número 2 dentro de la división a lo largo de año – esto sin recibir el apoyo ni la felicitación de sus superiores.

Este peleador compitió con uñas y dientes cuando se enfrente a Georges St-Pierre, pero cuando la decisión fue anunciada, Fitch se dio cuenta que había despertado de un sueño. Desde entonces el paso a neutralizar a los mas difíciles competidores de la división peor jamás volvió a recibir una revancha por el cinturón. El luego entro a una dura racha que lo vio lograr un récord de 1-2-1 a lo largo de un periodo de 4 años lo que eventualmente lo llevo a su despido.

Ouch.

Por suerte el fue firmado por la compañía World Series of Fighting y en su debut competirá en un evento estelar, esto cuando se enfrente a Josh Burkman el próximo 14 de Junio. en una reciente entrevista con Bleacher Report, Fitch dice que es finalmente lindo el poder formar parte de una compañía que en verdad desee empujarte a lograr algo mas con tu carrera. Esto es lo que comento al respecto:

Jon Fitch: “Le voy a demostrar a todos de lo que soy capaz con un poco de apoyo detrás de mi. Será muy bueno el pelear para una organización que me este empujando y promoviendo en vez de mantenerme siempre atrás. Dentro de la UFC nunca hubo una pelea donde no sintiera que estaba compitiendo por mi trabajo. Sabía que si iba a perder iba a ser despedido. Cada pelea que tenía no solamente era una pelea contra el tipo enfrente de mi, si no con la gente que hacía el show. La gente podrá esperar ver al mejor Jon Fitch, sin filtros. Sin ninguna preocupación enfrente de mi y yo creo que eso sacará al mejor Fitch que jamás hayan visto.”

Foto: Fotografía cortesía de Josh Hedges/Getty Images

7 Comentarios

Comenta

Deja Tu Comentario

Agregar comentario